Inicio Neuropolítica Seguridad pública ¿ineficaz o ineficiente?

Seguridad pública ¿ineficaz o ineficiente?

Por David Uriarte /

 

Cuando se mide el grado de desempeño de una institución, lo que se busca es describir el cumplimiento de sus objetivos y metas.

No se trata de juzgar o denostar a los encargados operativos o administrativos, se trata de medir, de contrastar la relación que existe entre lo que se les paga para que hagan una tarea determinada y los resultados obtenidos.

Si la seguridad pública implica, entre otras cosas, vigilancia, control y disuasión de la conducta delictiva, entonces ¿cómo entender la provocación evidente de miles de personas cuando disparan a diestra y siniestra?

Y más importante ¿cómo medir la eficacia y eficiencia de los responsables de la seguridad pública?

Haciendo un cálculo hipotético, como una muestra representativa de los hechos de fin de año, tomando como referencia las 500 colonias de Culiacán, imaginando que por cada colonia cinco individuos hayan disparado un arma de fuego, es decir, 2500 personas disparando al aire con motivo del año nuevo.

En este ejemplo, sólo para ejercitar la memoria en un recorrido descriptivo de los hechos y tratando de medir la eficiencia y eficacia de los responsables de la seguridad pública, dividamos 2500 entre el número de detenidos en flagrancia, es decir, si 2500 personas dispararon y se detienen a todas, se puede hablar de eficacia y eficiencia al 100%.

Si de las 2500 personas en el caso hipotético, sólo detuvieron a 1250, la eficacia y la eficiencia serían del 50%, y así sucesivamente; si de las 2500 sólo detuvieron a 25, la eficacia y la eficiencia seria del 10%.

Si entendemos por eficacia la capacidad de lograr la detención de todas las personas que dispararon armas de fuego prohibidas. Y por eficiencia la capacidad de lograr la detención con el menor número de elementos y en el menor tiempo, entonces, los resultados son evidentes.

En un ejercicio sencillo, significativo y evidentemente demostrativo de una realidad política y social, surgen muchas preguntas cuyas respuestas ya se conocen. Sin embargo, mantener el mismo rumbo, con las mismas estrategias, es promover ambas variables: la ineficacia y la ineficiencia del área responsable de la seguridad pública. Las medidas ayudan a descubrir la realidad.

Te recomendamos:

Más allá de los balazos sinaloenses