Inicio Crecimiento Personal Más allá de lo evidente

Más allá de lo evidente

Apenas tenía edad para ir al kínder, pero Nora María aprendió desde entonces lo que era luchar ante las adversidades y saber que en la vida en la oscuridad también hay luz…

Una enfermedad auto-inmune la ha llevado por distintos medios a conocerse y valorar la riqueza de cada instante. Y ha sido también el motor de búsqueda del propósito ulterior por el cual entender su camino en la vida.

Nora María Pallares Yapur, nació en Culiacán en 1974, en el seno de una familia numerosa. Siendo ella la tercera hija de ocho, del matrimonio de Alfredo Pallares y Nora Yabur. Cuenta Nora María que la fortaleza le viene del amor, la unión y el soporte que sus padres y gran familia le han brindado, nunca la sobre protegieron, sino que la educaron para ser igual que los demás y ganar en fortaleza.

Y parte de esa fortaleza radica en su crecimiento personal, que nos cuenta en su recién presentado libro “Más allá de lo evidente”.  Una obra testimonial y autobiográfica, escrita con el objetivo de dar luz y esperanza a todos aquellos que tienen problemas ¿y quién no los tiene? Nora explica que los problemas son cosas buenas disfrazas, “porque podemos ganar mucho más de lo que perdemos, cuando nos atrevemos a ver a la adversidad cara a cara, surge dentro de nosotros una fuerza impresionante que nos lleva a salir fortalecidos de esa situación difícil”.

Siendo pequeña y con un diagnóstico de ceguera progresiva, Nora y sus padres, lucharon incansablemente por mantener sus ojos funcionales, un sin número de cirugías y un diagnóstico que con el paso de los años se iba complicando más, hasta que el último rayo de luz que entraba a sus ojos se extinguiera. Pero no su afán de seguir aprendiendo de la vida, de seguir afinando sus sentidos de percibir lo que otros no pueden ver con sus ojos, pero que ella ve con su alma.

Todo ese aprendizaje obtenido a lo largo de su ceguera progresiva lo transmite en “Más allá de lo evidente”. Nora María Pallares Yabur nos lleva a través de una lectura ligera, pero conmovedora a ver más allá de lo evidente, a escarbar dentro de esos problemas que nos aquejan y poder encontrar que la vida no se termina cuando tenemos situaciones difíciles, que podemos salir enriquecidos y fortalecidos de las dificultades. En su libro nos presenta herramientas que pueden ayudar para superar de cada escenario. La vida es increíble –nos repite-, la vida es apasionante y dentro de ti tienes toda la fuerza para superar los infortunios.

Luego de muchas cirugías y una experiencia cercana a la muerte, Nora Pallares toma la decisión de seguir con una tarea pendiente, su libro, y lo hace dedicándole hasta 12 horas al día. Ahora con el libro en mano siente un mayor impulso a seguir llevando el mensaje, porque no es cuestión de ceguera ni es para personas ciegas, su obra habla de la adversidad, la inclusión y cómo hacerles frente.

Lo que para ella fue la ceguera, para otros puede ser la familia, el trabajo u otra enfermedad. Se le puede poner el nombre que sea a la adversidad, pero al final las herramientas en el texto sirven para cualquiera.

Dice la autora “todos los seres humanos deseamos ser felices y ¿podremos serlo a pesar de toda la adversidad y de todas esas dificultades? Yo pienso que sí, porque lo más importante no son las circunstancias que nos rodean si no la actitud que ponemos ante la vida”.

Y cierra contándonos que escribió “para poder dar a conocer mi experiencia una forma diferente de ver. La vida no se detiene, la vida sigue y nos da toda una serie de oportunidades para poder crecer. Crecer en el corazón y ver la vida con los ojos del alma”.

 

Por Victoria Sánchez