El cambio empieza por mi

Mantén seguros a los niños en el coche

Según cifras del INEGI, en nuestro país ocurren alrededor de 400 mil accidentes viales al año, se estima que una persona pierde la vida cada 20 minutos por este motivo. Indudablemente las víctimas más vulnerables ante un accidente de tránsito son los bebés y niños pequeños.

Aunado al problema de la vulnerabilidad física de los menores ante un accidente automovilístico, algunos especialistas afirman que 2 de cada 3 niños viajan en los vehículos sin cumplir las normas de seguridad.

2 de cada 3 niños viajan en los vehículos sin cumplir las normas de seguridad

Por lo cual resulta obvio que las fatales estadísticas anteriormente expuestas son totalmente reversibles si se toman las medidas de seguridad adecuadas para que los bebés y niños pequeños viajen en los coches.

Está claro que llevar a los niños en asientos de seguridad en los vehículos es crucial para salvar sus vidas en caso de un accidente, pues los niños son los pasajeros más vulnerables dentro del coche. Por eso, es fundamental que usen elementos de seguridad adecuados a su peso y talla.

– Bebés de hasta 10 kilos (unos 9 meses). Deben ir en un portabebé, con arneses de seguridad, colocados en sentido contrario a la marcha y en el asiento trasero, de ser posible en el centro. Así se reduce el riesgo de lesiones cervicales en impactos frontales y aumenta la protección en los golpes laterales.

 – Niños entre 9 a 18 kilos (de nueve meses a tres años). Deben ir en sillas colocadas en sentido contrario a la marcha y en el asiento trasero (mejor en el centro).

– Niños entre 15 y 25 kilos (de tres a seis años). Deben ir en sillas compatibles con el cinturón de seguridad del coche.

– Niños de 22 a 36 kilos (de 6 a 12 años). Deben ir en cojines elevadores regulables en altura para lograr un buen ajuste del cinturón sobre la clavícula.

Ante un problema como este, tenemos los ciudadanos una gran área de oportunidad, para disminuir la elevada tasa de niños que mueren en situaciones totalmente evitables con un poco de prudencia; ya que con un pequeño esfuerzo de cada uno de los padres de familia automovilistas que hoy transitan por las calles, la realidad puede cambiarse. Recuerda que una ciudad con orden y armonía se construye con base en tus acciones.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Leave a Reply

Su email no sera publicado.