Salud y Nutrición

La obesidad, epidemia en México

La obesidad se caracteriza por un aumento en los depósitos de grasa y por ende ganancia de peso, esto ocurre cuando la ingestión de energía de los alimentos excede al gasto energético y como consecuencia, el exceso se almacena en forma de grasa en el organismo.

La obesidad está asociada con la pérdida de la salud; es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2, hipertensión arterial, dislipidemias, enfermedades cardiovasculares (especialmente la cardiopatía isquémica y los infartos cerebrales), enfermedades osteoarticulares, ciertos tipos de cáncer como el de mama, próstata y colon, apnea de sueño y varias enfermedades más.

“La obesidad produce diversos daños a la salud que incluyen enfermedades cardiovasculares y metabólicas, así como incremento de accidentes automovilísticos y laborales”.

Se menciona que los alimentos más apetitosos, como los muy dulces, los muy salados y aquellos con alto contenido en grasa, son capaces de producir un comportamiento adictivo hacia ellos. Lo que puede generar placer, y son utilizados como métodos de auto medicación, en respuesta a los estados emocionales negativos, como son la depresión, la ansiedad, la soledad, el aburrimiento, el enojo, así como los conflictos interpersonales.

Las enfermedades del sueño más frecuentes son el insomnio, el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), la privación crónica de sueño y el síndrome de piernas inquietas. A partir de éstas, se pueden generar diversos daños a la salud que incluyen enfermedades cardiovasculares y metabólicas, así como incremento de accidentes automovilísticos y laborales, que en su conjunto producen muerte prematura y disminución de la calidad de vida. Sin embargo, la mayoría de los pacientes y muchos médicos desconocen este padecimiento, además que el acceso al diagnóstico y tratamiento es todavía muy limitado.

La privación de sueño es un problema mundial, y se considera parte de la vida moderna, aunque las escasas horas de sueño, y los horarios caóticos para dormir, generan fatiga y somnolencia durante el día, y pueden predisponer a trastornos más graves como accidentes, insomnio, obesidad, hipertensión y diabetes.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Leave a Reply

Su email no sera publicado.