Inicio Neuropolítica El sufrimiento que une a AMLO y EPN

El sufrimiento que une a AMLO y EPN

Por David Uriarte /

 

Enrique Peña Nieto nació en Atlacomulco, Estado de México, el 20 de julio de 1966. Estudió Derecho en la Universidad Panamericana; en 1993 se casó con Mónica Pretelini.

En 1999 fue subcoordinador financiero de la campaña de Arturo Montiel, en 2003 fue candidato a diputado local para la LV Legislatura por un Distrito de Atlacomulco. Fue gobernador de su estado natal de 2005 a 2011, fue el Presidente de México en el período del 1 de diciembre del 2012 al 30 de noviembre de 2018.

Andrés Manuel López Obrador nació el 13 de noviembre de 1953 en Villa de Tepetitán, Tabasco. Estudió Ciencias Políticas de 1973 a 1976 en la UNAM; en 1980 se casó con Rocío Beltrán Medina.

En 1983 fue nombrado presidente del comité ejecutivo estatal del PRI en Tabasco, en 1988 quiso ser gobernador compitiendo con Salvador Neme Castillo. En 1994, Andrés Manuel buscó nuevamente la gubernatura de Tabasco por el PRD, compitiendo con Roberto Madrazo del PRI; fue jefe de gobierno del entonces Distrito Federal del 2000 al 2006.

En 2006 pierde la presidencia frente a Felpe Calderón del PAN quien obtuvo el 35.89% contra 35.33% de AMLO; en 2012 compite nuevamente por la presidencia obteniendo 15 millones 848 mil 827 votos, equivalentes al 31.55%, contra 19 millones 158 mil 592 votos que representaron el 38.21% de Peña Nieto.

Las similitudes de AMLO con Peña Nieto inician con el origen político de ambos en el PRI, AMLO duró casado en su primer matrimonio 20 años y quedó viudo tras la muerte de su pareja quien padeció una enfermedad inmunológica por muchos años.

Peña Nieto duró casado en su primer matrimonio13 años, y quedó viudo tras el paro respiratorio y posterior muerte cerebral de su pareja. AMLO retoma su vida en pareja en 2006 con Beatriz Gutiérrez Müller y Enrique Peña Nieto con Angélica Rivera en noviembre de 2010.

Ambos enviudaron, y ambos no pudieron soportar la soledad, que además no tenían por qué hacerlo. Ambos enviudan y ambos se casan o reinician su vida en pareja tres años después. Ambos conocen el sufrimiento de perder a la madre de sus hijos, ambos se entienden con la mirada.

 

Te recomendamos:

La psicología del discurso político

El cáncer de un sistema político