Sexualidad, Sin Categoría

El secreto de las relaciones de pareja

Las expectativas cambian, las relaciones de pareja son dinámicas, están en constante movimiento, por eso, la recomendación siempre es la honestidad. Para con tu pareja y contigo mismo.

Las relaciones de pareja se basan mucho en la negociación. Porque no siempre lo que te gusta a ti le gusta a ella y no siempre lo que le gusta a ella te gusta a ti. Y ahí es donde aparece el espacio para la negociación. En el arsenal de reclamos y de necesidades que pueden plantear ella, está la oportunidad para mejorar la comunicación. A las mujeres como los hombres lo que más les interesa son sus expectativas, qué esperas, de esa persona, de la relación.

“La plataforma que sostiene una relación de pareja, es el bienestar y la funcionalidad”.

Porque la atención no implica necesariamente amor, y mucho menos que la pareja funciona. Lo más importante es construir la relación en los valores. Fidelidad, seguridad, honestidad, respeto, negociación. Para la pareja lo más importante es la honestidad. Pero la parte fundamental, la plataforma que sostiene una relación de pareja, es el bienestar y la funcionalidad.

El amor tiene que ver con el compromiso, y el apego tiene que ver con la socialización. No porque siempre andan juntos significa que se aman, y no porque se aman, necesariamente siempre van a andar juntos. El andar juntos implica apego, el amarse, implica compromiso. El compromiso, es mucho muy diferente al interés. El interés tiene como objetivo conseguir algo, cuando estás comprometido, tiene como objetivo dar algo. Y no es lo mismo obtener que dar. Cuando estás comprometido con tu pareja das tu tiempo, tu vida, lo tuyo. Pero cuando estás sólo interesado, buscas obtener algo.
Dar, es el principio de la funcionalidad de una pareja. Qué vas a dar, qué vas a poner, qué vas a contribuir, qué tan solidario eres en la relación.
Las parejas son funcionales porque cumplen con la expectativa de su pareja. Y la expectativa de la pareja es variable. Así que debes saber qué es lo que necesita ella, cuáles son sus expectativas. A continuación algunas acciones que te llevarán a ser un buen esposo: Se honesto, pero céntrate en dar tus opiniones en una manera positiva. No le restes importancia a sus opiniones, pensamientos, sentimientos. Tu comportamiento natural debe respetarla como persona, aunque no la entiendas o no estés de acuerdo con ella. No le muestres nunca la más mínima forma de desprecio. Mírala a los ojos cuando tiene algo importante para decirte. Cumple lo que prometes.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Leave a Reply

Su email no sera publicado.