Elige ser feliz

El ABC del Amor Propio

Tal vez has pensado o sentido que no eres suficiente, que si fueras de otro modo sería más fácil que te amaran e incluso sería más fácil amarte. Cuando alguien habla de amor propio quizá te preguntes ¿cómo se supone que me ame?

Cuando algo no te gusta de ti, cuando no estas cómodo contigo cómo te ves o cómo te sientes, obviamente el proceso de amarte es un poco complicado, pero eso no quiere decir que sea imposible. Es un hábito al que tendrás que acostumbrarte, algo que probablemente tengas que repetir muchas veces, hasta que con el paso del tiempo deje de costarte trabajo, será una de esas cosas que hacemos en piloto automático.

Cuando amas a alguien te preocupas por su bienestar, lo cuidas, lo aceptas, te esfuerzas en mejorar para esa persona y te esfuerzas para apoyar a esa persona a mejorar. Con mayor razón debes hacerlo para ti, cuidarte, respetarte, aceptarte, esforzarte en mejorar en todos los aspectos de tu vida.

Así que esta es mi propuesta para que empieces a amarte:
– Aléjate de relaciones/personas tóxicas: Mantén en tu vida a las personas que te ayudan a mejorar y aléjate de todos aquellos que te hagan sentir que no eres suficientemente bueno.
– Ponte en primer lugar: ¿Alguna vez has hecho algo o dejado de hacerlo simplemente para darle gusto a alguien más? Deja de hacerlo, haz lo que te parezca mejor, solo por ti y para ti, pero se responsable y si las cosas no salen bien hazte responsable de las consecuencias.
– Deja de preocuparte por lo que los demás piensan o dicen de ti: la gente jamás esta contenta con lo que los demás hacen, así que piensa en ti, hazlo por ti, al final quien tiene que estar feliz con su vida, eres tú.
– Deja de decir o pensar que no puedes: Decirlo es programar a tu cerebro para creer que realmente no puedes hacerlo. Sí puedes, puedes lograr todo lo que te propongas, puede que requiera esfuerzo y dedicación, pero tú puedes, no dejes que nadie (ni siquiera tú) te convenza de lo contrario.
– Deja el pasado atrás: Recuerda que todo eso que ha pasado, te ha hecho la persona que eres hoy. ¿Haz visto El Rey León? Bueno pues primero: Hakuna matata, deja el pasado atrás y ahora citemos a Rafiki, “el pasado puede doler, pero tal como yo lo veo puedes huir de él o aprender”. Seguir enojado por algo que pasó hace un año cuenta como huir, porque no te has permitido perdonar o solucionar la situación.
– Deja de compararte con otros: Cada persona es distinta, seguramente hay cosas en las que eres bueno y cosas para las que no tanto, eso le pasa a todos. Ahora de esas cosas en las que sueles compararte, ¿cuáles puedes cambiar y cuáles no? Lo que puedas cambiar, hazlo, comprométete contigo y esfuérzate para verte y sentirte como tú quieres

Sobre el autor

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Leave a Reply

Su email no sera publicado.